Parque del río Guadiana, mérida.

Parque del Río Guadiana, Mérida. ¡Es una verdadera suerte para los merideños tener este fantástico oasis en plena ciudad! Y es que, si quieres conocer Mérida, la fabulosa e histórica capital de la Comunidad de Extremadura (España) descubrir la belleza de este entorno natural es una de las claves. ¡No lo dejes para el último día porque te arrepentirás! Las razones de este consejo las irás desgranando a medida que lees este artículo dedicado al rio Guadiana y las excelencias de Extremadura.

Puente Romano sobre el río Guadiana, amboss emblemas de la ciudad de Mérida. Fotografía: Olivier Rodríguez.

¡Cómo me gustan las ciudades con río! Les aporta vitalidad, alegría y sosiego. Mérida no escapa a estas bondades. Los merideños se ha encargado, además, de mantener uno de los parques más visitados por sus habitantes y que, timidamente, empieza a ser conocido y disfrutado por turistas. El Parque del Río Guadiana acompaña al cause como lo que es, parte esencial de su embrujo. Caminar tranquilamente por el paseo rivereño es regalarse momentos de paz y contemplación. Escenario de fotografía. Regalo para los sentidos. Es, para mí, un sitio perfecto para conversar tranquilamente con otras personas o consigo mismo.

Puente Lusitania, sobre el río Guadiana a su paso por la ciudad de Mérida. Fotografía: Olivier Rodríguez.

A medida que avanzas por el paseo, las vistas se vuelven más espectaculares. Encuentras aves, las aguas cambian de tono, el paisaje te invita a quedarse y prolongar el viaje, descubriendo sus espectaculares vistas. Si llevas un bocata, siéntate a degustarlo sin prisas en uno de los banquitos ubicados al lado de las sendas o en plana tierra, contemplando la abundante vida que habita las orillas y sentir el aire volar a sus anchas.

El Parque del Río Guadiana es el agradable hogar de cientos de aves. Fotografía: Olivier Rodríguez.

La accesibilidad a los servicios, desde el parque, es una de las bondades de Mérida. La Plaza de España, con su variada oferta gastronómica se encuentra muy cerca. Pero, para disfrutar al máximo de este fabuloso entorno, lo mejor es no llevar prisas. Contar con toda una mañana o tarde para empaparse de la belleza y vida singular que nos ofrece este lugar paradisiaco. La contemplación de aves es otra de las actividades que suelen realizarse, ya que la abundancia de alimentación proporcionada por las orillas del cause y la vegetación atre a muchas especies.

Más footgrafías del Parque del Río Guadiana, Mérida.