Parque de Polvoranca.

El parque de Polvoranca es uno de los parques forestales más grandes de que disponen los madrileños para alejarse del ruido, el estrés y la contaminación de las grandes ciudades. En este post, no voy a contarte lo que muchos otros han dicho ya sobre este importante pulmón vegetal del centro de España, sólo quiero convencerte de que se trata de un lugar hermoso, que merece tu visita y disfrute, así como el cuidado que podamos ofrecerle en cada uno de estos encuentros con el lado más sublime de la naturaleza.

La laguna grande o lago de Polvoranca, posee una belleza especial. Fotografía: Olivier Rodriguez.

Llegamos al parque de Polvoranca con la ayuda del gps de Google maps, sin problemas. El lugar dispone de varios estacionamientos, por lo que es fácil aparcar. Al iniciar el recorrido nos encontramos con una señora que prepara su puesto de venta de bebidas, rodeada de bolsas de plástico desechadas. La única queja que puedo tener sobre este maravilloso lugar es este: que hay gente que no cuida lo que disfruta. Más adelante, a medida que nos adentramos en el parque, la belleza del lugar logra que el olvidemos la primera desagradable impresión.

Naturaleza exuberante y fresca, a pesar de ser fin de verano, nos esperan en el parque forestal de Polvoranca, Leganés. Fotografía: Olivier Rodríguez.

Nos detenemos unos minutos en El arboreto. Fotografíamos El Roquedal (exposición de diferentes tipos de rocas). Realizo algunos vídeos de los sombreados jardines y huerta del Centro de Educación Ambiental. Y, de repente, vemos la enorme e impresionante laguna grande o lago, la llamada Laguna de Mari Pascuala, que se muestra en todo su esplendor, con sus fascinantes especies de aves nadando en sus aguas, enormes peces (me parece que se trata de carpas) que se acercan a la orilla y algunas personas navegando sus barquitos en miniatura. Nos disponemos a recorrer la senda que da la vuelta a la laguna y disfrutar de un entorno paradisiaco, con vistas de película.

Los patos nadan a gusto en la Laguna de Mari Pascuala. Parque forestal de Polvoranca. Fotografía: Olivier Rodríguez.

Hay mucha gente que viene al parque forestal de Polvoranca a disfrutar de un lindo paseo. Pero otros vienen a hacer deportes diferentes: running, senderismo, bicicleta. Algunos, como nosotros, ponen sus pies en el lugar por primera vez, dispuestos a conocer lo que Madrid está haciendo por el medio ambiente y la calidad de vida de sus habitantes. Y, la verdad, es que en este enclave están realizando una magnífica obra.

La catarata de Polvoranca. Si la ves, deténte unos minutos a disfrutar de su frescura y sonidos tan agradables. Fotografía: Olivier Rodríguez.

Resumen de nuestra visita al Parque Forestal de Polvoranca, Comunidad de Madrid.

Un día de sol, lo único que hace falta es buena disposición, ganas de andar y mucho protector solar. Las sendas del parque Polvoranca están muy bien señalizadas. He echado en falta más puntos de venta de agua bocadillos, por lo menos, para reponer fuerzas y continuar explorando. El parque posee 150 hectáreas, así que no lo hemos visto todo. Se trata de una zona hermosa, que en un futuro cercano estará más poblada de árboles, ya que hemos visto muchos nuevos arbolillos recién plantados. Mi recomendación es, que si vienes a disfrutar de este hermoso lugar, no tengas prisa. Quédate varias horas. Eso sí, trae comida y agua suficientes. Por lo que pude ver, la cafetería ubicada en la zona del lago grande tenía oferta limitada. Ah, trae bolsas extras también, para llevar la basura a su sitio. Tenemos que proteger al máximo lo que tanto esfuerzo cuesta conseguir, si no queremos quedarnos sin lugares tan hermosos como el parque Forestal de Polvoranca.