Monumento a Victor Manuel II. Roma.

El impresionante monumento a Victor Manuel II, Padre de la patria italiana.

Polémico en sus primeros tiempos, el Mon. a Victor Manuel II es hoy en día uno de los grandes lugares de Roma que no debes perderte cuando visites la ciudad.

De una blancura impoluta, Imponente e impresionante. El gran monumento a Victor Manuel II ( en italiano Monumento a Vittorio Emanuele II) se ha ganado su lugar como uno de los lugares romanos de indispensable visita para todos los que viajan a la Ciudad Eterna. Y no es sólo por su belleza clásica, que la tiene. también por muchas otras razones menos objetivas, pero sí interesantes, que tienen que ver con las maravillas relacionadas con el edificio. Es cierto, las columnas corintias que componen parte del edificio son muy bonitas, pero aquí no vamos a hablarte de columnas. Sino de algunas de las razones más importantes por las que debes dedicar algunas tardes a visitar el monumento Nacional a Victor Manuel II y disfrutar al máximo del mismo.

Monumento a Victor Manuel II. Roma
Monumento a Vittorio Emanuele II. Roma. Italia. Visto desde la Plaza de Venecia. Foto. Olivier Rodriguez.

Razones para no perderte el Monumento a Victor Manuel II que van a encantarte

1. Primero lo más importante. La maravillosa ubicación del monumento al Padre de La Patria.

La Máquina de Escribir, como nos han contado que también se le llama a este insigne monumento, se encuentra en la Piazza Venezia, justo al lado de los Museos Capitolinos, delante de la gran Avenida del Corso (la calle de las compras en Roma) y es vecina, además, de grandes tesoros de la capital italiana que todo turista quiere ver antes de irse de la ciudad: El Coliseo Romano, Los Foros, El Palatino y el maravilloso Arco de Constantino, sólo por mencionar varios ejemplos, que me llegan ahora mismo a la mente. Lo que quiero decir es que, esta gran atracción se encuentra tan cerca de otras, que, si eres un gran caminante, como yo, tendrás que pasar muchas veces por delante de ella, para dirigirte a otras visitas. Si en cada paseo, aprovechas para acercarte y disfrutar, por ejemplo, de las exquisitas vistas que se ven desde su mirador, quedarás agradecido de que haya contado esto.

2. Te apetece hacer algunas fotografías impresionantes. El monumento a Victor Manuel II es el lugar.

Quienes visitan Roma, suelen encontrarse con que tienen el mismo problema a la vez: hay tanta gente, que hacer una fotografía resulta difícil. Pero no es imposible. Este monumento es tan grande que, a buena distancia, la gente que pueda salir en ella no será problema. Durante las tardes, a eso de las seis o siete, la luz amarilla tiñe el monumento de un resplandor único, que hará que tus fotografías queden de exposición. Si caminas un poco más y llegas hasta la avenida del Corso, párate enfrente del monumento, en línea recta Cuando los autobuses no dificulten la vista, hay que presionar el botón de la cámara. Si eres fan de las fotos, también como yo, este consejo no tiene precio. Tranquilo, no pienso cobrarte.

3. Ya sabes: el detalle marca la diferencia. No pases de largo ante los magníficos detalles que componen el monumento a Victor Manuel II.

Algunas personas, cuando viajamos, estamos buscando detalles por todas partes. La curiosidad es parte de toda aventura, porque nos ayuda a conocer y descubrir cosas que, de ser más conformistas, no podríamos conocer. Dicha la cháchara, voy al grano.

De día, la puerta de la verja de hierro del monumento se abre, para que los turistas o ciudadanos pueda subir al mirador, hacer fotografías…. y, atento, disfrutar de los detalles que aloja este impresionante edificio, que no son atracciones menores. Aquí, por ejemplo, se encuentra La Tumba al Soldado Desconocido. Con sus llamas siempre flameando y los soldados haciendo guardia. La hermosa escultura que se encuentra encima de la tumba, por ejemplo, bien merece una visita. Y ya que estás, no te pierdas elMuseo Sacrario delle Bandiere delle Forze Armate (Museo Conmemorativo de las Banderas de las Fuerzas Armadas). Se encuentra en el interior del gran monumento. Primero debes subir las escaleras y seguir las instrucciones para encontrar la entrada a este interesante museo.

¿Qué más no debes perderte del Museo Nacional al Padre de la Patria Italiana Vittorio Emanuele? Existen dos maravillosas fuentes laterales, que, además de decorar el monumento, son de gran belleza, frescura e interés. Se les llama Fontana de´ll Adriatico y Fontana del Tirreno, respectivamente. Las cuadrigas que se encuentran en las alturas del monumento son hermosas y se les puede fotografiar más de cerca desde el mirador del monumento. Desde abajo, el contraste del cielo azul, en días de primavera o verano, ayuda a realizar fotografías maravillosas. Tampoco debes pasar por alto las esculturas en relieve, con detalles muy interesantes.

Algunas personas, cuando viajamos, estamos buscando detalles por todas partes. La curiosidad es parte de toda aventura, porque nos ayuda a conocer y descubrir cosas que, de ser más conformistas, no podríamos conocer.

Cuando te canses de tanto detalle, cruza hacia uno de los laterales de la Plaza Venecia. Hay banquillos para sentarse un rato, descansar entre los árboles, y de paso, disfrutar de uno de los grandes vistas de la ciudad de Roma, que es, precisamente, el monumento a Victor Manuel II. Seguiremos informando.

Súper interesante. Barrio del Trastévere en Roma.

error: Content is protected !!