Monumento a la madre del Emigrante en Gijón

La fuerza y emotividad de la Madre del Emigrante en Gijón.

Monumento a la Madre del Emigrante. la fuerza del adiós y la esperanza.

Es una mujer hecha nervios. La mirada profunda, apunta a lo lejos. El ceño fruncido. Creo que casi podemos leer la esperanza, dibujada en la mano temblorosa que el brazo eleva hacia el horizonte. Es el Monumento a la Madre del Emigrante, ubicada en el hermoso paseo del Rinconín. Gijón, Asturias. Una escultura de enorme belleza, pese a su humilde simplicidad. Hoy, quiero dedicar unas palabras a esta gran obra, digna representante de los tiempos que corren y la cultura abierta y progresista , aunque muchos no quieran que sea así, de considerar el planeta como el hogar de todos y un lugar donde todos tenemos derecho pleno a soñar y, lo más importante, ver cumplidos nuestros sueños.

Monumento a la Madre del Emigrante. Gijón. España.
Parte superior del Monumento a la Madre del Emigrante. Paseo del Rinconín. Gijón. Asturias (España) Obra de Ramón Muriedas. Fot. Olivier Rodriguez.

Una obra dedicada a millones de Madres que han visto partir a sus hijos hacia “otros mundos”

El monumento a la Madre del Inmigrante de Gijón es una escultura realizada en bronce, del asturiano Ramón Muriedas Mazorra. El escultor, magnífico representante del realismo mágico en España, un estilo de sentir o describir el mundo que encumbró al éxito al escritor Gabriel García Márquez. La pieza refleja de una manera espectacular el dolor de una madre, que dice adiós a sus hijos, que parten hacia tierra desconocidas. El mar, con su horizonte casi infinito absorbe ese dolor,  la angustia de la incertidumbre y la pérdida, con los millones de madres de emigrantes de todo el mundo. El planeta, en los últimos 500 años, no ha parado de moverse. Los emigrantes llevan sangre nueva a todos los rincones del planeta. Las madres sufren, pero, saben perfectamente que la vida debe renovarse y que, con su sacrificio, el mundo recarga fuerza para crecer y seguir adelante.

El mar, con su horizonte casi infinito absorbe ese dolor,  la angustia de la incertidumbre y la pérdida, con los millones de madres de emigrantes de todo el mundo.

Una obra moderna que se integra a la perfección con el paraíso Gijonés

El impresionante monumento a la Madre del Emigrante comparte protagonismo con el magnífico entorno que la rodea. A pesar de su simbolismo, hoy en día es una obra que inspira alegría y fuerza, tal como es el mar de Asturias. No hay antagonismo alguno. Los visitantes de la preciosa playa de San Lorenzo, recorren encantados el paseo del Rinconín, después del baño y el descanso, para saludar a La Loca del los cabellos revueltos, como algunas veces se ha llamado a la escultura.

Las vistas desde la ubicación de la escultura son impresionantes. ¡Podría pasarme horas viendo el mar azul desde ese grandioso rincón asturiano! La gente se hace fotografías. Se detiene a detallar un poco el monumento. Tal vez, en algún momento alguien se diga: “mi abuelo fue emigrante”. O recuerde que, ahora mismo, varios de sus amigos han tenido que irse a Alemania a buscar trabajo. El mundo sigue. Los emigrantes seguirán partiendo hacia otros mundos. Millones de madres seguirán sufriendo, con sus corazones callados y el brazo extendido hacia un adiós incierto.

Hoy en día, el simbolismo de la escultura Monumento a la madre del Emigrante adquiere nueva dimensión. Nos recuerda que, todos necesitamos de todos. Que el mundo, con su dinamismo, requiere que sepamos entendernos y trabajar por el bien común. Porque, después de todo, sólo puede haber progreso real cuando el hombre comprende que nadie crece sin la intervención de los demás.

Cómo llegar al Monumento de la Madre del Emigrante en Gijón

Este expresivo y brillante monumento se encuentra a unos 35 kilómetros de la ciudad de Oviedo, Capital del Principado de Asturias. Una vez llegues a la Avenida de José García Bernardo, en la urbanización del Rinconín, encuentras el parque del Rinconín, un hermoso parque verde y con muchos árboles. Hay un párking público, donde suelen aparcar muchas caravanas. Muy cerca se encuentra la playa del Rinconín, una de las pocas playas para perros que hay en Gijón. Conviene ir con la marea alta, ya que de lo contrario, es difícil nadar, porque el terreno tiene muchas rocas. Con marea alta, las rocas están ocultas en el fondo.

El entorno del Monumento a la Madre del Emigrante es espectacular. Lleva la cámara preparada. Comida para hacer un tranquilo picnic en el parque. Ah, sólo te falta el bañador. En la playa hay duchas para quitarse un poco la sal, así que a disfrutar. ¡Hasta el próximo post, amigos!

error: Content is protected !!