La impresionante belleza de Roma desde el Palatino.

El Palatino, residencia antigua de los emperadores romanos, nos facilita disfrutar del esplendor de la Roma antigua y de la actual.

El Palatino sigue lleno de vida. Sus sendas pobladas de frondosos árboles. Sus monumentos imperiales que nos hablan de una civilización con esplendor único. Sus vistas de Roma. A pesar de ser una de las siete colinas de la ciudad con menos altura (sólo 50 metros sobre el Foro) uno siente que la altura es mayor. En nuestro artículo de la semana, hablamos de uno de los lugares de Roma que tendrás que conocer si quieres apreciar de cerca lo que significó esta ciudad en la antigüedad y su belleza actual. Veamos qué nos cuenta el viejo Monte Palatino y disfrutemos de sus impresionantes paisajes de la Ciudad Eterna.

Belleza de Roma: Monte Palatino. Roma. Italia.

La importancia del Monte Palatino.

Puede que Roma no sería la que es de no haber existido el Monte Palatino. El Olimpo era para los dioses griegos. El Palatino albergaba la residencia de los grandes emperadores romanos, que, atraídos por el prestigio que había adquirido esta zona de la ciudad, también querían participar del mismo. Marco Antonio. César. Nerón, y muchos otros poderosos ciudadanos tenían propiedades en el Palatino, un lugar que en sus orígenes también albergaba casas de personas más humildes. Otro detalle importante: se cree que en El Palatino, también se encuentra la casa donde vivió Rómulo, el fundador de Roma.

Se cuenta que fue el emperador Augusto quien comenzó a convertir el Palatino en residencia de emperadores; transformando para siempre esta maravillosa colina y convirtiéndola en una de las más representativas del verdadero carácter de la ciudad.

Vecinos memorables del Monte Palatino

El coliseo romano. El Foro. Los arcos de Tito y Constantino. El Circo Máximo. El Capitolio. Son todos grandes y famosos monumentos de Roma, y también vecinos del Monte Palatino. Muchos de estos monumentos forman parte de las atractivas panorámicas que se pueden disfrutar desde esta fresca, agradable e histórica colina, que el transcurrir del tiempo ha convertido en uno de los museos al aire libre más espectaculares del mundo. Darse un paseo por el monte y bajar hasta los foros, convierten este paseo en un delicioso encuentro con la cultura de Roma, permitiéndonos imaginar con detalles cómo era la vida de los antiguos ciudadanos del imperio antiguo romano.

Vistas desde El Palatino. Roma.
Tres imágenes obtenidas desde El Palatino: Parte superior del Coliseo romano, el Estadio y el arco de Tito. Fotografías: Olivier Rodriguez.

Entrar al Palatino en como entrar en un mundo diferente. Una vuelta al pasado

Desde la amplia Via de San Gregorio, dejando atrás el Coliseo, llegamos a la puerta ornamentada del Palatino. Las colas avanzan con rapidez, así que no hay que preocuparse por eso.  Si has tenido la oportunidad de comprar las entradas con antelación (unos doce euros por persona. Permite visitar el Coliseo y el Palatino), ahorrarás tiempo. Una vez dentro, el camino se divide en dos. Nosotros elegimos el de la izquierda. Lo primero que encontramos, son unos jardines preciosos y los restos del Acueducto Domiziano. La senda que conduce a Stadio Palatino es hermosa, con muchos arboles que aportan sombra y frescura.

Muchos de estos monumentos forman parte de las atractivas panorámicas que se pueden disfrutar desde esta fresca, agradable e histórica colina, que el transcurrir del tiempo ha convertido en uno de los museos al aire libre más espectaculares del mundo

Monte Palatino. Un auténtico museo al aire libre en Roma

Seguimos la ruta. Nos encontramos con unas hermosas construcciones con innumerables arcos. Son los Arcos Severianos. Más adelante, llamará la atención unas estructuras de gran belleza con un espacio en forma de salón en el centro. Es el Stadio Palatino. Es bueno detenerse un omento en este punto y mirar alrededor, puesto que las vistas son hermosas e impresionantes. Muy cerca, se encuentran los restos de la Casa de Augusto y, en las proximidades, la casa de Livia. Nosotros, la verdad, no nos detuvimos a detallar esos lugares. ¡Nos interesaban más las vistas! Pero lo cierto es que merece la pena hacer este recorrido con tranquilidad, puesto que todos estos lugares son de gran interés histórico.

¡No te pierdas mi vídeo del Monte Palatino en YouTube!

Siguiendo con el paseo, el viajero se encuentra con muchos detalles que merecen plena atención. Por un lado, las vistas del arco de Tito. Por el otro, el recorrido del Foro de Roma, con tantos y hermosos restos, tantos que necesitaríamos varias visitas para admirarlos como realmente merecen. O analizar cómo eran en cómo eran en su máximo esplendor. El Arco de Septemio Severo es uno de los que se encuentran en mejores condiciones, pese a su desgaste evidente. Otro de los templos más llamativos es el de Antonino y Faustina, con enormes y bellas columnas.



Darse un paseo por la colina Monte Palatino es sin duda uno de los itinerarios que tienes que incluir en tu próxima visita a la capital de Italia. Es un lugar precioso y, una vez realizado, te dejará con la acertada sensación de que ya conoces Roma de forma más íntima. Roma Nació en el Palatino, por eso, es importante que todo el que quiera conocer de cerca el antiguo esplendor de esta urbe europea se acerque a conocer los lugares que transitaron, supuestamente, los mismos hermanos Rómulo y Remo, los padres de la ciudad. ¡Hasta el próximo capítulo viajero, amigos!

error: Content is protected !!