Beneficios del uso de mascarillas

Beneficios del uso de las mascarillas que pocos han tomado en cuenta.

Las mascarillas de protección contra el Covid-19 se han convertido en herramientas importantes para luchar contra la terrible pandemia que está azotando al mundo en estos momentos. Suponen una barrera importante contra el virus y nos permiten realizar tareas cotidianas en el exterior, como usar el transporte público, hacer la compra o caminar por el barrio, con más tranquilidad. Pero… ¿Sabías que las mascarillas también son útiles en muchos otros casos? A continuación, podrás leer algunos beneficios extraordinarios de las mascarillas en los que no habías pensado hasta el momento, aunque en muchos casos, son norma habitual en algunos países del globo.

Las Mascarillas nos protegen de respirar excesivamente pólenes alérgicos.

En época primaveral, sobre todo, las personas alérgicas temen salir a la calle por los molestos alérgenos de las flores. Con el uso habitual de la mascarilla, la cantidad de pólenes que llega a las vías respiratorias se reduce, haciendo que las molestias sean más suaves.

El uso de la mascarilla evita que respiremos menos sustancias nocivas provenientes del ambiente urbano.

Tabaco. Coches. Basura. Industrias contaminantes… Los habitantes de las ciudades estamos expuestos a muchas sustancias perjudiciales que entran al organismo cuando las respiramos. El uso de la mascarilla puede hacer que una cantidad importante de esos contaminantes no llege a nuestra sangre. Si bien es cierto que no las elimina completamente, cualquier reducción de elementos peligrosos para la salud que se pueda evitar respirar es bastante importante.

Las mascarillas evitan que nos expongamos a bacterias provenientes de bocas poco higiénicas.

Las bocas poco cuidadas producen millones de bacterias que son expulsadas por las personas cuando hablan, bien sea contigo o con otros, cuando fuman o conversan por teléfono. Si tu pasas cerca de ellas, el aire puede hacer que esas bacterias entren en tu sistema respiratorio. Con el uso de las mascarillas, ese problema está casi resuelto.

Y por no hablar del mal aliento que producen esas bacterias. Ahora, con el uso obligatorio de las mascarillas, casi no tenemos que sufrir el problema de oler esos desagradables olores provenientes de bocas descuidadas, mientras paseamos o conversamos con otros.

La mascarilla puede ayudarnos a perder peso.

¿No lo crees posible? Si llevamos mascarilla en la calle, podemos utilizarla como ayuda para evitar detenernos a comer en cada cafetería que encontremos. Solamente el pensar que tendremos que quitárnosla o ponerla en ambientes públicos, con las consecuentes exposiciones a los virus, puede lograr que nos echemos para atrás y evitemos comer de más. Por otro lado, la cocina que preparamos en casa, con tranquilidad, suele ser de mejor calidad y engordar menos.

Usa la mascarilla para eliminar el hábito de fumar

Este tema es más complicado, pero también puede ser posible. Puedes hacer un pacto contigo mismo para aumentar el tiempo que transcurre entre un cigarrillo y otro, y así fumar menos paulatinamente, mientres lleves la mascarilla puesta. Funciona como un recordatorio: Si llevo la mascarilla, no fumo. De esa forma, podrás hacerte más conciente de lo que sucede en tu mente cuando sientes la necesidad de fumar, uno de lass primerass costumbres que debes incorporar a tu vida para ir dejando el hábito de ingerir sustancias nocivas a través del humo del tabaco.

La masarilla nos recuerda el daño que hacemos al medio ambiente.

¿Quién iba a pensar en el mundo occidental que en 2020 se impondría, por la fuerza de la necesidad, el uso masivo de las mascarillas antivíricas? En algunos países de Asia es habitual llevar mascarillas por las calles, bien sea como medida higiénica, para no transferir resfriados o gripes a otras personas, o para disminuir la cantidad de aire contaminado respirado. El uso de la mascarilla puede hacernos reflexionar sobre el daño que hacemos al medio ambiente y la necesidad que tenemos de cuidarlo, porque de ello depende la vida de millones de personas.

Eliminar el hábito del tabaco. Cuidar que nuestros coches no expulsen humos perjudiciales. La toma de medidas para potenciar el uso del coche eléctrico por parte del gobierno. Potenciar la generación de energías limpias, como la solar, desde las autoridades y la industria. Todas son medidas urgentes que el planeta está pidiendo a gritos. Y todo pasa por reflexionar primero y que cada persona ponga su granito de arena, para construir montañas de cambio positivo y un planeta más sano, limpio y disfrutable.

Así que ya lo sabes. Usa la mascarilla para evitar la propagación del coronavirus y mejorar la calidad de tu vida y las de los demás. El consejo, en estos días, es que te cuides y que cuides de los otros. Si se te ocurren más beneficios de usar la mascarilla, puedes ponerte en contacto conmigo a través de las redes sociales.

error: Content is protected !!