Beneficios del arte. Por qué tener cuadros es bueno para tu salud

El arte y sus beneficios

¿Quién no ha querido tener un paisaje pintado al óleo en el rincón favorito de su casa u oficina? los paisajes son la temática preferida de muchos amantes de la pintura, y con razón, puesto que la presencia de un óleo natural, aporta frescura a la estancia. La hace más personal y equilibrada.

Pero los beneficios del arte, en el caso particular de la pintura al óleo, no acaban aquí. La pintura de paisajes es como una ventana al exterior, funcionando como un elemento que abre el espacio cerrado, creando la sensación de  conexión con el medio ambiente, lo que siempre viene muy bien para los espacios con pocas aperturas, donde es difícil o imposible colocar una planta, por ejemplo.

Anímicamente, los beneficios de una pintura que nos guste son muy variados. Su color, por ejemplo, puede ser el responsable de animarnos a empezar el día con energía o al contrario. Particularmente, me gustan los paisajes vivos, llenos de color, o aquellos en los que vibra un espíritu de vida que no se apaga, aunque el artista haya usado colores fríos.

Por otro lado, una pintura original al óleo, siempre aporta otros beneficios que sólo puede entender quien ama de verdad el arte. Ver ese cuadro que has comprado con tu esfuerzo, que descubriste en la galería de un amigo o que una persona cercana te regaló en una fecha importante para ti, es conectar de nuevo con un momento especial del pasado… ¡y disfrutarlo!

Cada día, ese recuerdo te hará reír a gusto. Es una de las recompensas especiales del arte. Aprendes a valorar recuerdos a través de una obra que es más que parte de la decoración de tu hogar.

En fin, una pintura al óleo puede es más que arte…¡también puede servir para algo! Bueno, eso es una broma, porque me he acordado de una frase de Oscar Wilde. Pero ya lo sabemos, todo cuanto esté relacionado con los sentimientos, bien usado, puede convertirse en una excelente herramienta para equilibrar el ánimo y de comunicación con nosotros mismos.  Pasa con la música, la literatura, el cine. ¿Porqué no va a suceder con la pintura?

Y obtener esos beneficios cuesta muy poco. Actualmente, disfrutar del arte no es caro, pese a lo que piensan muchos. En el arte, vale más la calidad que la cantidad. Lo importante es que te guste.

error: Content is protected !!